Comida fácil y rápida de hacer y barata

Cómo comer sano sin cocinar

Descubre las diferentes maneras que tienes para comer sano sin necesidad de cocinar


Cómo comer sano sin cocinar.

Cocinar, ¡qué rollo! Todos sabemos la pereza que da cocinar, pero también sabemos lo bien que va después, cuando abres la nevera y sólo tienes que calentar ese tupper que preparaste días antes. Reconozcámoslo, somos vagos por naturaleza, y a no ser que te apasione la cocina, tengas ideas creativas o sigas un tratamiento dietético, es difícil sacar fuerzas y ganas para cocinar. ¿Quizá sea por que es el acto que más veces realizamos al día?

Sea como fuere, cocinar cuesta. Cuesta tiempo y esfuerzo. Ganas y dedicación. Así que para los del club de «prefiero no comer antes que cocinar» he decidido traeros este post, donde os cuento todas las opciones de las que disponemos para comer sano sin necesidad de cocinar. Porque una cosa está clara: cocinar no, pero comer sano si. Algo, a veces, difícil de combinar.

Agrupa la faena.

Se que esta primera acción si que implica cocinar, pero ¡espera! sigue leyendo. Como mínimo sólo cocinarás una vez a la semana, por lo que será más fácil reunir la energía suficiente para hacerlo. Sigue estos pasos y todo irá rodado:

  1. Elige un día, 3 horas.
  2. Agéndalo. Prográmalo. Apúntalo. Ten presente que el día elegido y las horas elegidas serán única y exclusivamente para cocinar.
  3. Haz la lista y la  compra antes. Puedes utilizar procesados saludables como verduras picadas y congeladas, verduras en conserva… faena que te quitas.
  4. Planifica y organiza tu menú.
  5. Ha llegado el momento. Saca la artillería pesada: sartenes, cazos, ollas… enciende el horno, usa el micro. Cocina en función de las personas que van a comer de estas preparaciones.
    Primero pon 2 ollas con agua a hervir: añade 2 cereales. Los que quieras: arroz, pasta, trigo sarraceno, amaranto, bulgur, quinoa… Ya sabes que siempre preferiblemente si son integrales. Puedes ir cambiándolos cada semana, así variarás la dieta de forma saludable.
    A la vez hierve 3 o 4 huevos en un cazo con agua y sal. Y, a la vez, saltea unas verduras previamente cortadas (o congeladas) con un poco de aceite de oliva virgen extra. También pon unas verduras en el horno, por ejemplo: unos calabacinos, berenjenas, tomates, cebollas y pimientos, tanto rojos como verdes. Añade también unas patatas. También puedes hacer otras preparaciones como un caldo vegetal o un puré/crema de verduras. Puedes hacerlo en una segunda tanda, o a la par, con una licuadora o para la próxima semana (y volverás a variar la dieta saludablemente). Mientras se cocina todo, puedes ir chafardeando mis cursos por ejemplo ;P
  6. Consérvalo. Guárdalo por raciones en diferentes tupper (mejor si son de cristal). Puedes hacerlo en la nevera o en el congelador si van a pasar más de 3-4 días.
  7. El día que quieras comer, solo tendrás que abrir la nevera/congelador y calentar/descongelar. Recuerda el método del plato, para que estas comidas sean saludables.

Recuerda que no hay nada más saludable y sano que comer alimentos cocinados por uno mismo. Así que para mí es la opción TOP. También puedes dedicar más horas y cocinar para 15 días o incluso para 1 mes. Si el método de conservación es el adecuado, no habrá problema.

Mamá siempre está ahí.

Si crees que no vas a ser capaz, o que no eres lo suficiente cocinillas, acudamos a mamá. Antes de nada quiero decirte, que para ser capaz, sólo tienes que pensar que puedes serlo y lo de cocinillas, bueno, nadie nace enseñado y con interés y ganas, todo es posible.

Como te decía, puedes pedir ayuda a un familiar (yo hablo de mamá por que es la que me ayuda a mi en épocas de mucho trabajo y estrés). Da igual a quien recurras, siempre que pueda ayudarte. Evidentemente, no puedes ir con toda tu cara y decirle: ¿me cocinas? por que seguramente se te queden mirando con cara de «¿me ves cara de Arguiñano?. Pero puedes «compensarselo» invitándola a comer, o haciéndole cualquier favor que necesite.

También te digo, poner una fecha, con día y horas, y quedar para cocinar. Seguramente tu estés allí de espectador pero como mínimo no se sentirá tan «utilizada». Te sugiero que lleves tu todos los alimentos, de paso algún detalle para el o ella. Ni que decirte que después debes ofrecerte para recogerlo y limpiarlo todo. Puede ser una manera de estrechar lazos con alguien querido.

Si también invitas a tu abuela, más unión familiar, y más cocina de toda la vida. Propón ideas saludables y bajas en grasas. Un puchero o guiso es saludable, siempre y cuando esté hecho a base de alimentos, de verduras principalmente.

Contrata a una mujer del hogar.

De igual modo que hay mujeres de la limpieza que vienen a casa a limpiar, las hay que vienen a cocinar. En este caso, no será tan económico pero comerás sano y cocinado en casa. De igual modo, ten a punto todos los ingredientes y recetas. Permanece a su lado por si necesita ayuda y supervisa en caso necesario.

Haz uso de las empresas de cátering.

No me refiero a que contrates un catering en que tengas que venirte a casa, sino a estas empresas que están de moda, que se dedican a cocinar y llevártelo a casa. Una especie de comida a domicilio pero en su versión más saludable. Antes de contratarlas ojea sus webs, allí aparecen todas las ofertas de platos y menús, diferentes opciones de servicio y pago y puedes incluso personalizarlo si tienes algún tipo de intolerancia o alergia. Eso si, esta opción necesita un plus de estatus económico, pero piensa que lo que inviertas en ello te lo ahorrarás en comida, ya que no tienes que poner tu los alimentos, sino que están incluidos en el precio.

No voy a nombrarte ninguna en concreto, principalmente por que no las he probado y no puedo recomendártelas con criterio, pero basta con que lo busques en Google, allí te aparecerán un montón.

Las otras empresas

También hay otro tipo de empresas, por si te animas a cocinar. Son empresas que en lugar de llevarte la comida ya preparada, te llevan un menú elaborado con sus recetas y todos los ingredientes necesarios para poder realizarlos. Con esto te ahorras el planificar y organizar, hacer la lista de la compra e ir a comprar. Es rápido, fácil y promociona el arte de cocinar.

LEER ARTÍCULOS RELACIONADOS

Por lo general, el tratamiento de la fatiga ocular consiste en hacer cambios en los hábitos diarios o en el ambiente. Es posible que algunas personas necesiten tratamiento para una enfermedad ocular no diagnosticada.

En algunas personas, el uso de anteojos recetados para actividades específicas, como usar una computadora o leer, ayuda a reducir la fatiga ocular. El médico puede sugerirte que tomes descansos oculares periódicos para ayudar a que los ojos enfoquen distancias diferentes.

Estilo de vida y remedios caseros

Considera estos consejos para reducir o prevenir la fatiga visual.

  • Ajusta la iluminación. Cuando miras televisión, es posible que te resulte más fácil mantener la habitación con una iluminación tenue.

    Al leer materiales impresos o hacer un trabajo minucioso, intenta colocar la fuente de luz detrás de ti y dirígela hacia tu página o tarea. Si estás leyendo en un escritorio, coloca una luz más oscura frente a ti. La sombra evitará que la luz brille directamente en tus ojos.

  • Toma descansos. Cuando realices un trabajo minucioso, toma descansos ocasionales y descansa los ojos mirando hacia otra dirección diferente de la pantalla digital.
  • Limita el tiempo frente a la pantalla. Esto es especialmente importante para los niños, que pueden no establecer una conexión entre la visión extendida, la fatiga visual y la necesidad de descansar los ojos con regularidad.
  • Usa lágrimas artificiales. Las lágrimas artificiales de venta libre pueden ayudarte a prevenir y aliviar los ojos secos. Utilízalas incluso cuando tus ojos se sientan bien para mantenerlos correctamente lubricados y evitar la recurrencia de los síntomas.

    El médico puede sugerir qué gotas pueden ser mejores en tu caso. Las gotas lubricantes que no contienen conservantes se pueden usar con la frecuencia que necesites. Si las gotas que estás usando contienen conservantes, no las uses más de cuatro veces al día. Evita las gotas para los ojos con un removedor de enrojecimiento, ya que se pueden empeorar los síntomas del ojo seco.

  • Mejora la calidad del aire de tu espacio. Algunos cambios que pueden ayudar a prevenir la sequedad en los ojos incluyen el uso de un humidificador, ajustar el termostato para reducir el soplo de aire y evitar el humo. Si fumas, considera dejar de fumar. Mover tu silla a un área diferente puede ayudar a reducir la cantidad de aire seco que reciben tus ojos y tu cara.
  • Elige las gafas adecuadas para ti. Si necesitas anteojos o lentes de contacto y trabajas con una computadora, considera invertir en lentes o lentes de contacto diseñados específicamente para el trabajo con computadoras. Pregúntale a su optometrista sobre los recubrimientos de lentes y tintes que podrían ayudarte.

Consejos para trabajar en la computadora

El uso de computadoras es una causa frecuente de la fatiga ocular. Si trabajas en un escritorio y usas una computadora, estas medidas de cuidado personal pueden ayudarte a aliviar un poco la fatiga ocular.

  • Pestañea con frecuencia para refrescar los ojos. Muchas personas pestañean menos de lo habitual cuando trabajan con una computadora, lo que puede contribuir a la sequedad ocular. Pestañear produce lágrimas que humedecen y refrescan los ojos. Trata de adoptar la costumbre de pestañear con más frecuencia cuando miras un monitor.
  • Descansa la vista. A lo largo del día, quita los ojos del monitor para descansar la vista. Prueba la regla 20-20-20: Cada 20 minutos, mira objetos que estén a unos 20 pies (unos 6 metros) de distancia durante al menos 20 segundos.
  • Controla la iluminación y reduce el reflejo. La luz brillante y el reflejo excesivo pueden cansar los ojos y dificultar la visualización de objetos en el monitor. Por lo general, los peores problemas provienen de fuentes que están sobre ti o detrás de ti, incluida la iluminación fluorescente y la luz solar. Considera apagar alguna de las luces del techo o todas ellas.

    Si necesitas luz para escribir o leer, utiliza una lámpara de escritorio ajustable. Cierra las persianas o cortinas y evita colocar el monitor directamente frente a una ventana o una pared blanca. Coloca un recubrimiento antirreflejo sobre la pantalla.

  • Ajusta el monitor. Coloca el monitor directamente frente a ti, aproximadamente a un brazo de distancia, de manera tal que la parte superior de la pantalla esté al nivel de los ojos o justo por debajo. También es útil tener una silla que puedas regular.
  • Usa un atril para documentos. Si necesitas consultar material impreso mientras trabajas en la computadora, colócalo en un atril para documentos. Algunos atriles están diseñados para colocarse entre el teclado y el monitor; otros se colocan al costado. Encuentra uno que te resulte conveniente. El objetivo es reducir el reajuste de los ojos y la frecuencia con la que giras el cuello y la cabeza.
  • Ajusta la configuración de la pantalla. Agranda el tipo de letra para que te resulte más fácil leer. Ajusta el contraste y el brillo a un nivel que te resulte agradable.

Medicina alternativa

Algunos síntomas de la fatiga ocular pueden aliviarse con productos naturales, como el extracto de arándano y los ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado, pero es necesario realizar una investigación más profunda. Si estás considerando utilizar suplementos para ayudar a aliviar los signos y síntomas, consúltalo con tu médico.

Preparación para la consulta

Si sufres molestias en los ojos, dolor de cabeza o cambios en la visión que no mejoran con el cuidado personal, asiste a una consulta con tu médico.

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Lo que puedes hacer

  • Elabora una lista con los síntomas que has tenido y su duración.
  • Elabora una lista con tu información médica clave, inclusive cualquier otra afección médica y medicamentos, vitaminas o suplementos que tomas.
  • Mantén un registro diario del tiempo que dedicas a las actividades que te cansan los ojos, como mirar dispositivos digitales, leer y exponerse al brillo de la pantalla.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico. Crear una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo tiempo con el médico.

Para la fatiga visual, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Qué es lo que probablemente produzca los signos y síntomas?
  • ¿Qué otras causas posibles hay?
  • ¿Debo realizarme algún estudio para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Qué enfoque de tratamiento me recomienda?
  • ¿Qué cambios puedo hacer en mi entorno laboral o doméstico, incluido el escritorio de mi computadora, para ayudar a reducir los síntomas?
  • ¿Qué otras medidas de cuidado personales podrían ayudarme?
  • ¿Necesito regresar para una consulta de seguimiento?
  • ¿Recomienda que vea a un especialista?

Qué esperar de tu médico

El médico puede hacerte una serie de preguntas, por ejemplo:

  • ¿Cuáles son tus síntomas?
  • ¿Cuándo notaste estos síntomas por primera vez?
  • ¿Los síntomas han cambiado con el tiempo?
  • ¿Qué tan grave es el malestar que sientes?
  • ¿Usas la computadora? Si es así, ¿cómo está configurada?
  • ¿Trabajas en un ambiente con aire acondicionado o tienes un ventilador que dirige el aire hacia tu rostro?
  • ¿Cuánto tiempo pasas con los dispositivos digitales cada día?
  • ¿Hay algo en particular que parezca desencadenar tus síntomas?
  • ¿Existe algo que ayude a aliviar los síntomas?
  • ¿Cuándo fue tu último examen de la vista?

Fuente: Mayo Clinic

dietas, bebidas alcoholicas keto, harinas permitidas en keto, optifast batidos, alimentos light, dieta mediterranea menu, ayuno 24 horas, ayuno de 24 horas, dieta pronokal precio, alimentos con fibra para el estreñimiento, dieta rica en fibra para el estreñimiento, menu dieta, dieta anticancer, alimentos para mejorar la memoria, dieta a domicilio, clinicas para bajar de peso, dieta del limon, dieta bariátrica para bajar de peso, dieta para gastritis, dieta de la avena, dieta para la gastritis, dieta para colitis, dieta renal, comida para gastritis, comidas para la gastritis, alimentación saludable oms, dieta para la colitis, dieta con avena, dieta insuficiencia renal, alimentos gastritis, hipertiroidismo alimentación, dieta avena, alimentos para la ansiedad, comidas para, dieta proteinada, dieta pronokal, pronokal dieta, dieta plant based, dieta hepatica, hiperproteica, dieta para el estreñimiento severo, dieta santiago segura, te para bajar de peso rápido y sin rebote, pronokal precio, dieta para, dieta bariatrica, ayuno intermitente 24 horas, dietista online, alimentacion deportiva, por que no bajo de peso, comidas liquidas, dieta coreana para bajar de peso, alimentos para la gastritis, alimentos para gastritis, metodo pronokal, método pronokal, pronokal productos, alimentos para ovular y quedar embarazada, proteifine, hipotiroidismo dieta y ejercicio, comida mediterranea, comida mediterránea, alcalina, dieta de piña para bajar 4 kilos en 2 días, alimentos con colágeno para frenar el envejecimiento, proteico, proteica, dieta de 18 días para bajar 10 kilos, bajar de peso en 30 dias, ayuno intermitente alimentos permitidos, bajar 30 kilos, bajar 20 kilos en 6 meses, alimentos para mejorar la circulación de las piernas, dieta de, alimentos no saludables, perder 3 kilos en 3 días, la dieta, comida para bajar de peso en 3 días, nutriologo para bajar de peso, tratamiento para bajar de peso, comida blanda, dieta lev, dieta de la luna, dieta de 800 calorias, 1200 calorias, comida keto a domicilio, dieta para insuficiencia renal y diabetes, perder 20 kilos, dieta del agua, ayuno intermitente y menopausia, suplemento proteico, la buena alimentacion, dieta leangains, dieta 1600 calorias, bajar de peso urgente, dieta 1000 calorias, dieta para helicobacter pylori, dieta keto plan, alimentos fodmap, comidas dieteticas, dieta baja en fodmap

¡Muchas Gracias Por Votar!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!