Por qué debemos consumir vegetales

A menudo, escuchamos que consumir verduras y frutas a diario es recomendable y, sin querer, muchas veces creemos que esto solo ayuda a equilibrar la dieta y a evitar el consumo de comestibles industriales y ultraprocesados. 

Sin embargo, la cuestión no solo se limita a esto. De hecho, la recomendación la realizan los expertos de salud, dieta y nutrición para ayudar a las personas a elegir mejor lo que comen y así, ganar y mantener una buena salud y, por ende, una buena calidad de vida.

Ventajas de consumir verduras y frutas

Consumir verduras y frutas es recomendable por varias razones. Una de ellas, porque permite brindarle al organismo todo tipo de nutrientes valiosos para el cumplimiento de distintos procesos.

Veamos a continuación otras ventajas.

1. Nos ayudan a saciar el apetito

Por su contenido de fibra dietética, tanto las frutas como las verduras, nos ayudan a saciar el apetito al comer. Adicionalmente, nos ayudan a mantener la sensación de saciedad por más tiempo, evitando con ello que comamos entre horas cualquier cosa que encontremos.

2. Nos ayudan a perder peso

Consumir verduras y frutas es la mejor manera de adelgazar de manera saludable, sin pasar hambre y sin tener que contar calorías. Estos alimentos nos ayudan a perder peso por los siguientes motivos:

  • Controlan el apetito gracias a su poder saciante.
  • Son ricos en fibra, por lo que pueden combatir la hinchazón del abdomen.
  • Nos ayudan a combatir la retención de líquidos y el estreñimiento.
  • Son bajos en calorías.
  • Nos ayudan a evitar antojos por comer dulce y son la mejor alternativa para comer a media mañana o a media tarde.

3. Regulan el tránsito intestinal

Gracias a su alto contenido en fibra, vitaminas, minerales y enzimas, las frutas y las verduras son imprescindibles para una buena función intestinal. Al comerlas a diario, regulamos la función intestinal.

Si vamos a aumentar el consumo de frutas y verduras de manera repentina, debemos tener en cuenta esto: al principio podemos tener estreñimiento durante unos días hasta que el intestino asimile el incremento de fibra.

Con un poco de paciencia y bebiendo mucha agua a lo largo del día, podremos comenzar a disfrutar de un buen tránsito intestinal, sin mayor complicación.

4. Nutren a todos los órganos y sistemas del cuerpo

Las distintas vitaminas y minerales presentes en los alimentos vegetales nos ayudan a fortalecer todas las células, órganos y sistemas del cuerpo. Y aunque generalmente pensemos en la vitamina C, el hierro, el zinc, el magnesio y el calcio, existen muchos otros nutrientes que podemos obtener de estas fuentes naturales de alimento.

Aunque es recomendable consumir las frutas enteras, también podemos disfrutarlas en batidos, licuados, etcétera. Y lo mismo con los vegetales y hortalizas; podemos comerlas crudas, en caldos, en purés, etcétera.

5. Aportan vitalidad

Consumir verduras y frutas también es muy recomendable porque a través de estos obtenemos suficiente energía para realizar las actividades diarias.

No es lo mismo comer un bollo y un café, estar “activo” unos minutos y luego tener esa necesidad de más, que tomarse una fruta y no solo saciar el apetito con ella, sino obtener agua y nutrientes que nos brindan mayor cantidad de energía, por más tiempo.

Dicho en otras palabras, al ser tan ricas en nutrientes, tanto las verduras como las frutas son alimentos que tienen la virtud de aumentar, en gran medida, los niveles de energía y vitalidad. 

  • Los jugos son una gran opción, ya que en poca cantidad contienen varias piezas de frutas y hortalizas.
  • La mejor manera para que los vegetales nos aporten energía es comerlos crudos.
  • También podemos elaborar deliciosas y completas ensaladas o bien germinar algunas semillas, granos o legumbres para multiplicar los beneficios de estos alimentos.

6. Nos ayudan a obtener antioxidantes

Consumir verduras y frutas es la mejor manera de obtener antioxidantes, los cuales nos ayudan a mantenernos sanos y, al mismo tiempo, combatir el envejecimiento. Estos nutrientes evitan el daño que nos provocan los radicales libres, tanto por fuera como por dentro.

Para beneficiarnos de los antioxidantes deberemos comer, sobre todo, estos alimentos en crudo. Podemos prepararnos ensaladas, jugos o los famosos batidos verdes. No debería faltar una ración de vegetales en cada comida.

En definitiva, incluir verduras y frutas dentro de una dieta en la que predomine la variedad, la moderación y el equilibrio resulta muy beneficioso para la salud en líneas generales y además puede hacer que mantengamos un peso saludable, acorde a nuestro índice de masa corporal.

Fuente: Mejor con Salud

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!