Descubre cuál es la dieta que mejor encaja contigo

¿Has notado que tiendes a acumular grasa en determinadas partes del cuerpo? ¿Quieres conseguir tu peso ideal, pero no sabes qué dieta te conviene adoptar? Si tu respuesta es sí, te conviene saber que, según algunas creencias, hay una dieta ideal para cada tipo de cuerpo. 

A continuación te comentaremos más acerca de este tema que ha captado el interés de varias personas recientemente. ¿Listo para descubrir más cosas? ¡Vamos a ello!

Una dieta para cada tipo de cuerpo

Según algunas creencias, cada tipo de cuerpo debería ser cuidado con una dieta en concreto. De esta manera, resultaría más fácil mantenerlo saludable y en forma. ¿Qué fácil, no?

El psicólogo e investigador estadounidense William Herbert Sheldon afirmó en 1940 que existían tres tipos de cuerpo:

  •  Ectomorfo.
  •  Mesomorfo.
  •  Endomorfo.

En líneas generales, la idea es que cada tipo de cuerpo tiene un temperamento en concreto (somatotipo) y unos rasgos físicos que lo hacen más propenso a unas cuestiones que a otras.

A partir de su planteamiento, hubo quienes consideraron que, si conoces el tipo de cuerpo que tienes, tendrás la clave para llevar una dieta ideal para ti.

Cuerpo ectomorfo o “tipo tubo”

Las personas con el cuerpo ectomorfo o tipo tubo son delgadas. Por tanto, en este grupo se incluyen aquellas personas que tienen dificultades para ganar peso.

Es importante consultar al médico para descartar cualquier enfermedad que pueda ser la causa de tener dificultades para ganar peso.  Aunque, por lo general, el cuerpo es bajo en grasa, presenta dificultades para ganar masa muscular.

Dieta ideal

La dieta ideal en este caso es la que consta de las siguientes proporciones de los grupos de alimentos:

  • Carbohidratos: 55 %
  • Proteína: 25 %
  • Grasa: 20 %

Es importante que incluyas en tu dieta los siguientes alimentos:

  • Legumbres.
  • Frutos secos.
  • Aceite de oliva.
  • Carnes magras.
  • Lácteos y huevos.
  • Cereales integrales.
  • Verduras y frutas (aguacate).

Ejercicio físico

A este tipo de cuerpos les viene bien practicar con más frecuencia ejercicios de musculación.  Los ejercicios con pesas o de alta exigencia física también son los más idóneos para conseguir desarrollo muscular.

Cuerpo mesomorfo o “forma de manzana”

Las mujeres con cuerpo mesomorfo, también conocido como “cuerpo forma de manzana”, tienen tendencia a acumular grasa en la zona de la cintura. Cuando hay un aumento de peso se formarán los molestos “michelines” en la zona abdominal.

Dieta ideal

Si perteneces a este grupo de mujeres, se aconseja que la dieta contenga las siguientes proporciones:

  • Carbohidratos: 40 %
  • Proteínas: 30 %
  • Grasas: 30 %

Los alimentos que debes incluir en tu dieta son:

  • Frutas y vegetales.
  • Carnes magras.
  • Lácteos bajos en grasa.
  • Frutos secos y semillas.
  • Cereales integrales y legumbres.

Asimismo, los alimentos que debes evitar, en la medida de lo posible son:

  • Harinas refinadas.
  • Refrescos o gaseosas.
  • Frituras y enlatados.
  • Comida chatarra y ultraprocesada.

Ejercicio físico

A este grupo, se les considera “genéticamente afortunados” porque tienen más facilidad para bajar de peso y moldear la figura. Con la practica de ejercicio regular que combine actividad cardiovascular y de fuerza, será suficiente para mantener el peso adecuado y tonificar los músculos.

Endomorfo o “cuerpo tipo pera”

Este grupo se caracteriza por tener un metabolismo lento. Suelen ser personas con tendencia a sufrir sobrepeso, obesidad y otros trastornos metabólicos. Lo aconsejable en estos casos es disminuir el número de calorías diarias.

Dieta ideal

Si formas parte de este grupo procura incluir en tu día a día:

  • Grasas saludables, como el aceite de oliva y el aguacate.
  • Frutas y vegetales ricos en agua.
  • Cereales integrales.
  • Carnes magras y pescados.

Reduce al máximo el consumo de:

  • Comida rica en sodio.
  • Comida basura y procesados.
  • Bebidas azucaradas o gaseosas.
  • Dulces y productos de panadería.

Ejercicio físico

Para complementar la alimentación, los endomorfos deben dedicar alrededor de 30 minutos diarios a ejercicios aeróbicos de ritmo moderado.

  • Caminar, trotar o andar en bicicleta son algunas de las actividades que resultan idóneas para ayudar a equilibrar el peso corporal.
  • Una vez se empiece a perder peso, lo apropiado es empezar a incluir ejercicios de fuerza, dos o tres veces a la semana.

Cada cuerpo tiene sus necesidades

Está claro que no todos los organismos son iguales ni tienen las mismas necesidades. Por ejemplo, una persona sedentaria no necesita comer lo mismo que una persona que se prepara para ser un atleta olímpico.

Ahora bien, ¿quiere decir eso que existe una dieta ideal para cada tipo de cuerpo? No. En realidad, lo que quiere decir es que cada persona tiene una serie de necesidades diferentes, según varios factores, como su estado de salud, estilo de vida, antecedentes familiares, etc.

Por lo tanto, saber qué es lo que le viene bien a cada tipo de cuerpo es una cuestión que debe averiguarse de la mano de los profesionales en Salud y Nutrición.

Mientras reciben las indicaciones del médico o el nutricionista, muchas personas consideran que pueden recurrir –puntualmente– a modelos de dieta, de tal forma que puedan ir mejorando sus hábitos de vida, poco a poco.

A la hora de querer bajar de peso o simplemente mantenerte en forma, recuerda que lo mejor que puedes hacer es consultar con el médico y seguir sus indicaciones para que lleves la dieta ideal para ti y no pongas en riesgo tu salud.

Fuente: Mejor con Salud

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!