Cómo mantener la forma en vacaciones

Con estos consejos podrás volver de las vacaciones sin notar cambios en tu forma física

¿Sabías que durante el mes de vacaciones puedes ganar de 3 a 5 kilos si haces un paréntesis en tus hábitos deportivos y nutricionales? Suponemos que después de seguir una rutina en el gimnasio durante los últimos meses no querrás enviar al traste todos tus resultados, pero también entendemos que “estar de vacaciones” significa desconectar y descansar, que es lo que llevabas esperando durante casi un año.

¿Y si te proponemos una serie de recomendaciones que se pueden adaptar perfectamente a tus vacaciones y que te ayudarán a mantenerte en forma? Y no solo eso, te aseguramos que también podrás disfrutar de tu tiempo de ocio estés donde estés.

  1. Vayas donde vayas, puedes llevarte el gimnasio contigo

Hace unas semanas estuvimos hablando sobre el Bodyweight training: el entrenamiento que no necesita ningún material específico para poder entrenar y con el que puedes regular la intensidad en función de tus objetivos o de tu estado físico.

Este tipo de entrenamiento lo puedes realizar en cualquier rincón del mundo donde estés pasando tus vacaciones. Solo necesitas memorizar algunos ejercicios básicos de los principales grupos musculares y ponerle ganas. Existen muchas opciones para entrenar con tu propio peso corporal.

  1. No te abandones, crea tu propio entrenamiento de mantenimiento

Mantenerse en forma requiere menos tiempo del que crees. Con 15 o 20 minutos al día o incluso 3 o 4 días a la semana, puede ser suficiente para mantener tu forma física a lo largo de tus vacaciones. La clave está en escoger adecuadamente los ejercicios, de tal manera que se compensen los esfuerzos en todo el cuerpo y el trabajo sea global.

  1. Aprovecha para practicar otros deportes

Si algo tiene el verano es que las opciones deportivas se multiplican, sobre todo al aire libre y en entornos naturales. Por ejemplo, los deportes de aventura te harán disfrutar con los cinco sentidos y además trabajarás todo el cuerpo, ya sea en la montaña con el rafting, kayak o descenso de barrancos, o en la playa practicando windsurf, open kayak o paddle surf.

  1. Incrementa la hidratación de tu cuerpo

Si vas a realizar ejercicio, es importante combatir los efectos del sol y el calor con una hidratación completa. No olvides nunca tu botella de agua y recuerda que también es importante incrementar el consumo de vegetales crudos, ya sea en las ensaladas, batidos o cremas frías. Son ricos en vitaminas y antioxidantes, contienen minerales, enzimas y fibra, muy beneficiosos para la salud y, por supuesto, te ayudarán a estar hidratado.

  1. Barbacoas sí, pero con moderación

Tu dieta es otro de los aspectos que deberías controlar si quieres volver de las vacaciones sin notar grandes cambios en tu cuerpo. Si tienes alguna barbacoa durante las próximas semanas, es mejor que sepas que la carne cocinada a altas temperaturas genera hidrocarburos aromáticos policíclicos, aminas heterocíclicas y nitrosaminas, que tienen una relación con el cáncer y contribuyen al aumento de peso.

Para minimizar el efecto come siempre verduras de hoja verde, hortalizas o fruta juntamente con la carne, para que los antioxidantes ayuden a evitar que los nitratos de la carne se conviertan en nitrosaminas y la fibra te ayuda a mejorar la digestión.

En conclusión… ¡muévete este verano!

En definitiva, estas vacaciones y, estés donde estés, el mejor consejo es que te muevas, que estés activo y que disfrutes de tu tiempo libre, pero sin olvidar el descanso, que por este motivo te has pillado las vacaciones que tanto tiempo estabas esperando. Y si tienes cualquier tipo de duda sobre tu alimentación, recuerda que puedes reservar tu primer asesoramiento nutricional gratuito de 30 minutos y así resolver todas tus dudas, ya sea antes o después de tus vacaciones.

Fuente: Dir CAT

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!