Cómo funciona la tasa metabólica basal

¿Qué es la tasa metabólica basal?

El metabolismo basal es el valor mínimo de energía que la célula necesita para subsistir. En el caso de las personas, hablamos de Tasa metabólica basal (TMB) como la cantidad mínima de energía que una persona necesita, en estado de reposo, para llevar a cabo aquellas funciones vitales necesarias para el correcto funcionamiento del organismo, así como por ejemplo el latir del corazón, la respiración o la regulación de la temperatura corporal.

Se trata por lo tanto de un indicador que está directamente relacionado con la capacidad que tiene una persona para perder peso. Como es de suponer, no es igual en todas las personas, sino que varia de una persona a otra en función de factores como la edad, peso, altura o el sexo.

Gracias a la tasa metabólica basal podemos conocer con gran exactitud la cantidad de calorías que nuestro cuerpo demanda para realizar las funciones más básicas y con estos datos en mano ser capaces de implementar cambios, tanto a nivel nutricional como de gasto calórico, que nos permitan regular nuestro peso de acuerdo a nuestras necesidades o intereses.

¿Cómo se calcula?

La TMB se calcula en base a la técnica de la calorimetría indirecta. Este procedimiento toma como referencia el hecho de que quemar 1 caloría requiere aproximadamente 208 mililitros de oxígeno. Así pues, analizando la cantidad de oxígeno espirado y la cantidad de dióxido de carbono producido, podemos conocer el gasto total energético que una persona necesita para realizar las funciones vitales. A este proceso se le denomina tasa de intercambio respiratorio.

Un correcto análisis de la TMB requiere una medición precisa del volumen de aire expirado y de las concentraciones de oxígeno en el aire inspirado y exhalado. Todo el aire exhalado es recolectado y analizado en estado de reposo durante un periodo de 60 minutos mediante tecnologías equipadas con sensores que miden la concentración de oxígeno. Gracias a este análisis, podemos conocer la diferencia entre el consumo de oxigeno VO2 y el dióxido de carbono.

¿Cuál es su utilidad?

El correcto cálculo de la tasa metabólica basal nos ayuda a comprender con más detalle la eficiencia de nuestro metabolismo y de este modo poder aplicar los cambios o pautas necesarias para lograr nuestros objetivos.

Estabilizar la pérdida de peso

Independientemente del método utilizado para bajar de peso, la tasa metabólica basal (TMB) de un paciente disminuye por debajo de los niveles predichos por la masa libre de grasa tras la pérdida de peso. Aunque su causa no está clara, en la mayoría de los casos si un paciente logra mantener su nuevo peso durante un periodo 6 meses, su TMB aumenta a los niveles esperados. En estos casos, identificar con precisión el número de calorías necesarias para mantenerse es clave para superar con éxito este período.

Detección y diagnóstico de hipo-metabolismo

En los casos en los que un paciente tiene una tasa metabólica por debajo de lo normal, se requiere un mayor diagnóstico y tratamiento por parte de un médico antes de poder lograr una pérdida de peso exitosa.

Evaluar los efectos del tratamiento sobre el metabolismo

Una vez restringidas las calorías o implementado un plan de ejercicios, el cuerpo responderá a los cambios. Cabe tener en cuenta que los objetivos calóricos de un plan dietético/nutricional rara vez consiguen sostener a un paciente durante todo el proceso de pérdida de peso. Como resultado los pacientes se topan con la temida “meseta” o estancamiento.

Una evaluación periódica de la TMB mostrará los efectos del plan nutricional y permitirá ajustar durante el transcurso de todo el proceso de pérdida de peso los objetivos calóricos.

Realizar una correcta planificación nutricional en deportistas

En el caso de deportistas amateurs y profesionales, conocer su tasa metabólica basal les ayudará a planificar correctamente u optimizar su plan nutricional. Este debe ir acorde con la carga de entrenamiento, la intensidad y/o el tipo de competición que están realizando y favorecer así la adaptación al entreno o competición para lograr una mejor progresión.

En estos casos es importante conocer el consumo real de energía tanto en reposo como en esfuerzo.

Fuente: Ergodinámica

LEER ARTÍCULOS RELACIONADOS

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!