Alimentos que debes evitar para bajar de peso

Existen alimentos y bebidas que deben ser eliminados de la dieta diaria de las personas, pues influyen en el aumento de peso e incluso, muchas veces, son las principales causas de enfermedades cardíacas, diabéticas, entre otras.

Cabe resaltar que la nutrición es uno de los aspectos fundamentales en la vida de una persona. Esta no solo debe realizarse con el fin de bajar o aumentar de peso, sino para mantener al organismo saludable. Además, es bien sabido que las dietas no funcionan igual en todas las personas, por lo que es recomendable visitar a un nutricionista de confianza.

¿Qué beneficios para la salud tiene consumir ajo en ayunas?
Por otro lado, hay algo en lo que coinciden todos los expertos de nutrición y es que hay ciertas comidas y carbohidratos que es preferible evitar. Según la revista Nutrients, que se encargó de revisar con lupa varios artículos científicos sobre el tema, sí existe evidencia que demuestre la efectividad para reducir grasa corporal al momento de mantener una dieta baja en hidratos de carbono; incluso, también se demostró la relación con la prevención de la diabetes.

Sin embargo, hay una lista de alimentos que según los nutricionistas hay que abandonar o por lo menos ingerir muy de vez en cuando.

Alimentos que hay que evitar

1. Comida ‘chatarra’ y procesada

Este tipo de comida es la preferida por muchos, sin embargo, es una de la más dañinas para el organismo. Papas fritas, alimentos congelados, hamburguesas, perros calientes, paquetes, entre otros, son la principal causa del aumento de peso.

Además, esta comida está llena de calorías vacías, muchos carbohidratos, sal, azúcar y conservantes industriales que no le aportan nutrientes al organismo y tienen a engordar. Según el estudio realizado por la revista, esta comida también genera dependencia en su consumo, por lo que es uno de los hábitos más difíciles de cambiar.

2. El pan blanco

El pan blanco está compuesto por granos refinados que contienen muy pocos nutrientes y fibra, por lo que es más difícil de digerir, pero a su vez genera sensación de hambre durante periodos más cortos.

En su composición reinan los azúcares añadidos, lo que puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre, y debido al gluten puede generar hinchazón. Es un alimento que no aporta beneficios al cuerpo; sin embargo, es un alimento fácil de sustituir.

La opción más sencilla y parecida es el pan de trigo y, aunque igual que muchos alimentos tiene sus ventajas y desventajas, contiene más proteínas y nutrientes que beneficiarán al cuerpo, además de parecerse a un pan tradicional.

3. Las bebidas azucaradas

Según los expertos, las calorías del azúcar en líquido son el peor tipo de calorías, debido a que no sacian la sed, ni proporcionan una sensación de llenura, por lo que es muy normal que este tipo de personas tienda a comer más o no medir sus porciones.

Según Healthline, los azúcares añadidos de estas bebidas pueden elevar el nivel de azúcar en la sangre, lo que puede generar resistencia a la insulina y a la leporina, relacionadas con el aumento de peso y de la grasa corporal.

Para sustituir estos líquidos lo esencial es tomar agua, abundante, además de intentar preparar té verde, que disminuye la ansiedad, u otro tipo de té. Por otro lado, las personas que tiendan a comer muchos chocolates o dulces pueden empezar a sustituir estos alimentos con frutas.

4. El alcohol

Las bebidas alcohólicas registran altos grados de calorías vacías y no aportan nada de energía o valor nutricional. Numerosos estudios sugieren que la ingesta de cierto tipo de alcohol moderada podría ser positiva para el cuerpo humano siempre y cuando la persona realice mucho ejercicio y mantenga una dieta saludable. Sin embargo, si la persona busca reducir calorías, quemar grasa y bajar de peso, el alcohol es un enemigo.

5. Helado

Si lo que buscan las personas es bajar de peso, el helado es el primer alimento que debe ser eliminado de la dieta. Este está compuesto de azúcar, leche procesada y grasa. Además, sus sabores son todos añadidos procesados, por lo que a largo plazo podría afectar la salud.

Una forma de sustituirlo es consumir frutas dulces y con alta fibra, de esta forma se saciará el antojo y la persona quedará llena, por lo que no recurrirá a nada más.

Fuente: Semana

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!